Una compañía teatral organiza un espectáculo de terror en un caserío
La obra se celebrará las noches del 21 y 22 de diciembre
11/12/2007
 

La noche, una historia de terror es el título de la experiencia teatral a la que no pueden asistir embarazadas, menores de edad o personas con dolencias cardíacas, nerviosas o psíquicas. R. F., Valencia
La duración del montaje es de 6 horas y transcurre en una casa rural situada en un paraje solitario y tranquilo de Caudete de las Fuentes. La capacidad del «aforo» es, únicamente, para 25 personas.

Esos son algunas de las claves de esta experiencia teatral promovida por la compañía Off teatro junto a la firma Deporte y Ocio y que se realizará los días 21 y 22 de diciembre como prueba piloto. Pero aún hay más: los espectadores no son meros testigos de la acción sino que se envueltos y son, al mismo tiempo, protagonistas junto a los ocho actores de esta historia que tiene su arranque en un velatorio, el dedicado a la hija de los propietarios de la finca y al que van sumándose.

Los asistentes, además, deben firmar un documento por el que se comprometen a una serie de condiciones, como la prohibición de usar sus teléfonos móviles, alumbrarse con mecheros o teléfonos o consumir alcohol, entre otras cuestiones.

Al asistir a un velatorio, los asistentes a la representación. A la llegada a la vivienda- se ha utilizado como escenario el Hotel rural Entreviñas-los espectadores serán conducidos a sus habitaciones a las que no podrán volver hasta concluida la función.

¿Miedo psicológico o simple diversión?

Para los organizadores de la propuesta se trata simplemente de vivir «una experiencia única. Aquellos inquietos a los que les gusta el miedo y les apetece vivir una noche de miedo allí la van a tener», añaden recordando que, además, del trabajo actoral hay dispuesta toda una escenografía para la ocasión que se completa con efectos especiales.

Lo único que sube es el precio de la entrada ya que alcanza los 180 euros, pero eso sí, incluye, además de ser testigo y parte de la experiencia, la cena que se sirve durante el velatorio, el alojamiento y el desayuno. «Nuestra idea es ofrecer el espectáculo una vez al mes y que no sólo sean de terror sino que también puedan abordar tramas de intriga o de investigación», añaden los organizadores de esta curiosa iniciativa en la que llevan trabajando desde el pasado verano y que ha sido dirigida por Pedro Jiménez, responsable de la escuela de teatro de Valencia Off.

El espectáculo o el terror compartido está servido con un cadáver antes de los postres.

Levante EMV

 

Formulario de búsqueda

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28